Category Archives: La gasolina

La gasolina

La gasolina es un combustible líquido e incoloro o ligeramente amarillento utilizado principalmente en los motores de explosión interna. Posee un gran poder calorífico (10.500 cal/kg.), es inflamable, y en estado de vapor mezclado con aire explosivo. En el siglo XX ha sido uno de los elementos fundamentales que ha posibilitado la revolución del transporte. La crisis del petróleo de 1973, supuso un aumento de precio de este combustible, debido a problemas de oferta y demanda, los cuales obligaron a desarrollar recursos energéticos alternativos.
La gasolina está constituida por una mezcla de hidrocarburos como el hexano, heptano y octano. El poder antidetonante de una gasolina expresa su capacidad para soportar la presión ejercida por el pistón en el cilindro de un motor de explosión sin encenderse espontáneamente antes de que el pistón haya terminado su carrera y la chispa salte a la bujía. El poder antidetonante se expresa según una escala de valores llamada número de octanos. Al isooctano se le asigna un índice de octano de 100 ya que es bastante resistente a la detonación. Las gasolinas normales tienen índices de octano aproximadamente de 90 y la gasolina super aproximadamente de 96. El número de octanos de la gasolina depende tanto del crudo de partida como de los sucesivos tratamientos que se han realizado para su obtención. A la gasolina se le pueden añadir antidetonantes como el tetraetil plomo.

imagen1

La cantidad de aire que se necesita para quemar un kilogramo de gasolina es de 17 kg. de aire, es decir aproximadamente 13.000 litros. Si expresamos esto en volúmenes, como el litro de gasolina pesa 740 gramos y un litro de aire 1,43 gramos, cada litro de gasolina necesita aproximadamente 10.000 litros de aire. Cada litro de gasolina posee 110 gramos de hidrógeno y 630 gramos de carbono. Este litro de gasolina se mezcla con 10.000 litro de aire, el cual esta formado por 2.100 litros de oxígeno y 7.900 litros de nitrógeno. La combustión de estos elementos dan como resultado los gases de escape que ocupan un volumen de 11.000 litros y están formados por 1 litro de agua en forma de vapor, 1.250 litros de ácido carbónico y 7.900 litros de nitrógeno. En la práctica y especialmente en ralentí, como la combustión no es perfecta, la parte de ácido carbónico, es una mezcla de ácido carbónico y óxido de carbono, siendo este último venenoso.
La energía química contenida en la gasolina se transforma con la explosión la mayor parte en calor y solamente se aprovecha de forma útil el 24% del trabajo. Por lo tanto el rendimiento de un motor de explosión es bajo. En la siguiente tabla se puede observar la distribución de la energía química transformada.

imagen2