El Carbón – Historia

Aunque al Carbón se le conocía con el nombre de piedra que arde, en un principio no era utilizado como combustible. Fue en la segunda mitad del siglo XVIII cuando fue utilizado con tal fin. En 1792 Murdock descubrió la posibilidad de convertirlo en gas y en 1807 algunas calles de Londres se alumbraban con este gas.
Sin embargo en La Revolución Industrial el Carbón fue el verdadero protagonista, convirtiéndose en el combustible indispensable de la maquinaria industrial, la tracción ferroviaria, la propulsión de barcos y la iluminación de las ciudades.
En 1910 la producción mundial de Carbón era casi de 1.200 millones y el 91% de la energía total consumida procedía del carbón. El principal productor de carbón en esta época era Gran Bretaña, que en 1913 producía más de 100 millones de toneladas. Años más tarde el carbón fue cediendo terreno al petróleo, pero en la actualidad debido al encarecimiento de éste, se vuelve a reconsiderar su potenciación como fuente de energía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *