El petróleo – Introducción

El petróleo es una aceite mineral, de color variable – amarillo, rojo, pardo, verde oscuro o negro, formado principalmente por carbono e hidrógeno. La palabra petróleo proviene del latín petroleum (petra=piedra; oleum=aceite). En su composición aparecen carburos parfínicos, aromáticos y nafténicos. La densidad del petróleo es inferior a la del agua y puede oscilar entre 0,8 y 0,9. Es un producto de origen orgánico, formado como resultado de la sedimentación de material vegetal y animal en los fondos marinos. Toda esta materia ha ido progresivamente cubriendo de sedimentos, hasta alcanzar unas condiciones de presión y temperaturas adecuadas para que se produzcan unas degradaciones lentas debidas a bacterias aeróbicas y anaeróbicas, dando como resultado el petróleo que queda almacenado en zonas donde las rocas son porosas como la arenisca y la caliza y donde existen alrededor rocas impermeables como la arcilla. De esta forma el petróleo aparece en grandes bolsas donde el agua se almacena en la parte inferior, el petróleo en la parte intermedia y gas en la parte superior.
La situación económica actual depende en gran medida del petróleo. Las repercusiones de las altas y las bajas en el precio del petróleo afectan rápidamente a las economías de todos los países del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *